¿Fin de la innovación en Silicon Valley?

0


Los acelerados avances tecnológicos y la dependencia creada por dichos desarrollos convirtieron a las empresas tecnológicas en las organizaciones más poderosas y valoradas del planeta; pero por primera vez en más de dos décadas la actual crisis financiera mundial parece haberle colocado techo al Olimpo tecnológico.

En 2019, las cinco empresas con mayor valor bursátil según la bolsa de valores eran Apple (US$205.5 mil millones), Google (US$167.7 mil millones), Microsoft (US$125.3 mil millones), Amazon (US$97 mil millones) y Facebook (US$88.9 mil millones), todas tienen en común que se encuentran dentro del sector tecnológico.

Luego de la aceleración en la adopción digital ocasionada por la pandemia del COVID-19 en 2020, empresas como Amazon, Google, Meta, Microsoft y Apple reportaron ganancias récords por encima de los 1,072.09 billones de dólares de manera combinada en 2021, según el portal de estadísticas Statista.

Económicamente, el Olimpo tecnológico estaba viviendo su mejor momento, pero el futuro es incierto y el 2022 presentó ser el año más complicado para estos titanes.

La realidad de este 2022 ha sido el estallido de múltiples crisis y los remanentes de los problemas dejados tras la pandemia, los cuales han formado la tormenta perfecta.

Para entender el impacto es necesario conocer algunos de los casos que han llevado a las actuales empresas tecnológicas y digitales a enfrentar de las peores crisis para el sector.  

US$7.4 mil millones

ha caído el valor de las empresas tecnológicas en 2022

Cadena de suministros

A pesar de la aceleración en la adopción digital vivida durante la pandemia, las políticas de confinamiento afectaron la cadena de suministro a nivel global, ocasionando que la producción de equipos y piezas se vean ralentizadas.

Esta es la situación con la producción de circuitos cerrados, los cuales son componentes esenciales en el desarrollo de cualquier equipo tecnológico, desde una lavadora, hasta las piezas dentro de nuestro computador, móvil o tableta.

Esto ocasionó que las grandes empresas tuvieran que cambiar su estrategia de negocios y hasta retrasar el lanzamiento de productos. Un excelente ejemplo, son las pocas consolas PlayStation 5 que Sony pudo lanzar al mercado, ocasionando poca oferta para una gran demanda del mercado.

Regulación para todos

El poder amasado por estas grandes empresas tecnológicas ha sido tema de debate sobre cuáles deben de ser sus límites y de cómo estas utilizan la data recolectada de los usuarios de sus plataformas y servicios.

Meta ha sido la empresa que más ha sufrido el escrutinio público sobre dicha situación, y los casos como el de Cambridge Analytica o la filtración de documentos por una antigua colaboradora sobre cómo la empresa manipula el algoritmo que decide la información que le muestra al usuario, han sido ejemplos claves que han obligado a las autoridades a conversar y evaluar el tema.

Otro caso de regulación fue el modelo de negocio de Apple y su hermética tienda de aplicaciones, App Store. En la que la empresa Epic Games le ganó la demanda y obligó a que la empresa de Cupertino tuviera que habilitar la posibilidad de adquirir y comprar software por una plataforma tercera, sin la obligación del pago por peaje de la tienda de Apple.

El estatus quo de las tiendas de aplicaciones cambió para siempre con esta decisión.

El techo de la innovación

Desde el 2007 en adelante, con la aparición del primer modelo de iPhone, hasta hace unos dos años, el mercado de móviles avanzó a una velocidad vertiginosa, convirtiéndose en una de las principales líneas de ganancias de empresas como Apple y Samsung.

Para poner en perspectiva, Apple vendió 240 millones de móviles en 2021, representando ganancias por dicho concepto de US$191 mil millones. Además, la venta de móviles iPhone representa el 47 por ciento del total de ganancias de la empresa.

Pero quien ha comprado un móvil recientemente, se ha dado cuenta de que todos los teléfonos inteligentes se parecen demasiado, y las innovaciones de modelos entre años ha sido la inclusión de un lente extra en el módulo de cámaras.

Por otro lado, Meta/Facebook que había basado su modelo de negocios en la publicidad digital, ha visto cómo por primera vez en la historia la empresa decreció en el número de usuarios; y su fundador y director ejecutivo, Mark Zuckerberg, inició un proceso de restructuración de la empresa con la que buscan crear y conquistar el siguiente paso dentro del mercado tecnológico.

Mientas que Google reportó en octubre una disminución en sus ganancias; la empresa que también tiene como principal modelo de negocio la publicidad digital, se ha visto afectada por las regulaciones sobre la minería, rastreo y utilización de la data de los usuarios; obligando a la empresa a buscar nuevas formas en ajustar su modelo empresarial y la inversión en nuevas ideas.

Su CEO, Sundar Pichai, aseguró que la empresa necesita ser 20 por ciento más eficiente, y los recortes disminuyeron el número de nuevos proyectos de 14 a 7 en lo que se conoce como el “área 120” dentro de Google.

Apple, por su parte, ha mantenido su filosofía basada en el hermetismo y en no siempre ser los primeros en el desarrollo de tecnologías, pero en sí desarrollar una mejor implementación. La empresa que comanda Tim Cook sabe que no puede basar el % en una sola línea de producto como el iPhone, por lo que diversas filtraciones desde hace años vienen apuntando a que los de Cupertino se encuentran trabajando en el desarrollo de un vehículo eléctrico y en la implementación de unas gafas inteligentes.

Pocas esperanzas para el 2023

La crisis financiera que golpea al mundo ha puesto a todos los actores del mercado a tomar medidas para enfrentarla, y aunque las esperanzas siempre son para mejora, las recientes decisiones de los titanes tecnológicos envían un mensaje poco alentador.

Facebook realizó el despido masivo de más de 11 mil colaboradores, frisando también la contratación de nuevo personal para ciertas áreas. Mientras que Google no solo cerró la puerta de contratación de nuevo personal hasta una fecha indefinida del próximo 2023, sino que también ha cancelado proyectos de su división en desarrollo de Inteligencia Artificial, y mermado la inversión en otras áreas.

En fin, todas las empresas tecnológicas se preparan para un año 2023, que estiman será difícil, y los productos tecnológicos de consumo masivo ya no despiertan el interés de años anteriores, y los gigantes todavía no dan con el “próximo gran invento”; Meta y Zuckerberg han fracasado épicamente luego de haber invertido más de US$36 mil millones de dólares en el desarrollo del Metaverso.

Esta nueva realidad que viven las principales empresas tecnológicas nos lleva a pensar que en estos momentos han tocado techo, y la disminución en inversión en áreas de innovación para el 2023 afectará a todo el sector.

Las esperanzas están puestas tanto en la mejora del panorama económico mundial, pues la crisis no durará para siempre; pero el reto que enfrentan los grandes de Silicon Valley es la búsqueda en el desarrollo de la próxima gran innovación que le dé el empuje a toda la industria de hacia donde debe apuntar, así como sucedió con el iPhone y el desarrollo del mercado de los teléfonos inteligentes, que llevó a la creación de tiendas de aplicaciones y cambió la forma de consumo de sectores hasta ese momento establecidos.

Más eficiente, más productivo, más digital

En esta edición de Martes de Tecnología les traigo algunas opciones de herramientas de productividad que podrán ayudarte a ti y a tu empresa a ser más eficientes y facilitar el logro de los objetivos propuestos.

Seguimiento. En el mercado existen diversas herramientas para gestionar los pendientes, y de conectar y mantener conversaciones sobre temas específicos entre los diferentes miembros de la empresa. Desde la Cámara TIC conocí a Basecamp; una plataforma que es sencilla y que no trata de complicar la creación de un listado de pendientes. Dentro de los beneficios que ofrece está la capacidad de conectividad con otras plataformas en la nube, lo que permite el compartir documentos. Además, gracias a su sencillo mecanismo de mensaje, permite mantener conversaciones individuales sobre temas, evitando que la mezcla de ideas entre diferentes pendientes, lo cual le da una ventaja sobre otras plataformas.

  • Conoce a tus clientes. Para que tu empresa crezca es necesario que conozcas a tus clientes, y una plataforma digital a través de la que manejes la data creada a través de la relación con los seguidores de la marca; en otras palabras, debes de utilizar una herramienta de CRM (Customer Relationship Management). Como es normal, en el mercado existen múltiples opciones, dentro de ellas está la HubSpot CRM. Un punto a favor de esta herramienta es que es gratuita, por lo que las pequeñas empresas no tendrán que incurrir en gastos, y la facilidad de uso puede servir como buen punto de partida para aprender de la herramienta y los beneficios. Desde la plataforma podrán ver en tiempo real las ventas de su empresa, así como la interacción de los clientes con los demás canales de la marca.

  • Maneja tu bolsillo. Si eres de los que busca la forma de manejar de forma eficiente los gastos de cada mes, existen excelentes herramientas digitales que te ayudan a organizar y llevar un récord de tu economía personal. Recomendar alguna en específico es un poco arriesgado, pues cada uno tiene necesidades únicas. Por lo que, sí pueden hacer pruebas con las opciones que existen dentro de las diferentes tiendas de aplicaciones; hay opciones gratuitas y otras pagas que traen herramientas más sofisticadas.

Comunicador y mercadólogo, especialista en desarrollo de proyectos y marcas, manejo de nuevas tecnologías y analista de deportes y tecnología de consumo.



Source link